El final de 2010 se acerca y con él la reflexión.¿Qué me propuse hacer? ¿Qué logré? ¿En qué mejoré?

Este año ha sido para mí un año de cambios, sin lugar a dudas. Independientemente de los cambios en el ambiente, se han manifestado cambios en mi interior. A la par del cambio de mi lugar de residencia, algunos hábitos fueron modificados. Cambios en mi actividad deportiva han significado cambios en la perspectiva que tengo de mi entorno. Lo más curioso es que el deseo de cambio ha fluido naturalmente a través de mí, se ha manifestado como una necesidad y he aprendido a reconocerlo.

El Universo siempre está cambiando y esta vez me he dispuesto a cambiar con él para enriquecer mi vida. En los primeros días de 2011 se verá el resultado de estos cambios y seguramente generaré en el transcurso otros cambios más… y me encanta la idea. Este año he logrado mucho más de lo que me propuse hacer. Ha sido un buen año.