“Brand toolbox”, “Info sheet”, “Blurb”, “Cover page”, Press clippings”, “Press kit”, “Booking kit”…

Estos son solamente algunos ejemplos de la gran variedad de términos que se manejan en la “Guía de supervivencia para las Bandas independientes” (el manual completo para el músico “hágalo usted mismo”), un libro de casi 350 páginas dirigido a los músicos y las Bandas “indies”, que no pertenecen a una firma disquera determinada.

El músico de hoy, además de hacer su música (como siempre lo ha hecho un músico y dicho sea de paso “a eso se dedica”) debe ser capaz de manejarse solo a través del cada vez más complicado medio publicitario y como el medio publicitario hoy en día es casi completamente controlado por computadoras, dicen los autores del libro en su Introducción que el músico que no esté al día en el conocimiento de cuestiones computacionales no sobrevivirá, es decir, no sobrevivirá su carrera musical.

Como músico que no pertenezco a una firma disquera determinada, el libro llamó poderosamente mi atención, sobre todo por tratar, en una buena parte del mismo, cuestiones de diseño y de publicidad, siendo yo titulado en Diseño Gráfico. Mi punto es que aún siendo Diseñador Gráfico y aún dedicándome a la música por más de veinte años, la lectura completa del compendio me tomó poco menos de un año.

El objetivo en la lectura de un libro como este no es solamente leerlo y ya, sino leerlo, entenderlo, aplicar lo aprendido a tu caso particular y consultarlo cuando se necesite. Pero cuando este proceso te lleva casi un año para leer un libro de 350 páginas (una página por día, en promedio) y considerando que el cambio en la tecnología es exponencial, es de suponerse que para cuando uno termine de leer este libro ya será obsoleto, como pasa con algunos de los programas que cada año salen al mercado.

Leí el libro, me gustó, me pareció interesante y creo que es necesario leerlo. Pero manejar adecuadamente todo el material que nos plantea el libro es imposible para una sola persona. Un solo músico no puede con tanto, porque además él solo debe hacer su música, lo que siempre ha hecho, para sobrevivir, para sobrevivir en su carrera musical.